Adhesión

¿Por qué formar parte de APROSER?

Esfuerzo permanente en la defensa de los intereses de nuestros asociados y del sector en general.
Capacidad de representación e interlocución con instituciones y organismos reguladores.
Seguimiento del cumplimiento responsable y estricto de la legislación general (laboral y tributaria) y la específica aplicable al sector.
Mejora de la reputación de la seguridad privada en aquellos ámbitos en los que pudiera ser cuestionada.
Participación activa en foros estratégicos para el sector.
Máxima representatividad en la negociación del convenio sectorial.

¿Cómo formar parte de APROSER?

Las empresas que deseen ser admitidas como miembros, deberán solicitarlo por escrito a la Secretaría General de APROSER.

Requisitos:

Para la solicitud de la tramitación de ingreso, los asociados de APROSER deben acreditar al menos cinco años de funcionamiento activo* en el momento de la solicitud. Asimismo, deberán cumplimentar correctamente el Formulario de admisión.

A la vista de la documentación recibida, la Junta Directiva de la Asociación decidirá sobre la posibilidad de admisión o no de la empresa solicitante. El resto de requisitos, entre los que se incluye la acreditación fehaciente del cumplimiento de todas las obligaciones legales, serán detallados al continuar el proceso de incorporación a la asociación.

Para cualquier duda o consulta pueden ponerse en contacto con nosotros a través del correo electrónico  aproser@aproser.es.

*Actividad definida en el artículo 2 de los Estatutos de APROSER: “Empresas de seguridad que cuenten con la autorización legal para la prestación de servicios de vigilancia y protección de bienes, establecimientos, espectáculos, certámenes o convenciones, la protección de personas determinadas, el depósito, recuento y clasificación de monedas y billetes, títulos-valores y demás objetos que puedan requerir especial protección, así como el transporte y distribución de dichos objetos”. Excepcionalmente, la Junta Directiva podrá proponer a la Asamblea General la admisión de candidatos que no acrediten cinco años efectivos de funcionamiento.