Actualidad

autoridad

La agresión a un Vigilante de Seguridad es considerada atentado a “agente de la autoridad”

El Juzgado de lo Penal número 1 de Langreo (Asturias), ha emitido la sentencia condenado a un hombre a seis meses de prisión y al pago de una multa de 360 euros por agredir al Vigilante de Seguridad de la pinacoteca Eduardo Úrculo, como responsable de un delito de atentado a agente de la autoridad. Se trata de la segunda sentencia que se dicta en toda España en la que se concede a los Vigilantes de Seguridad Privada la protección jurídica de «autoridad». APROSER confía en que estas sentencias sirvan de precedente para el resto en reconocimiento de la importante labor desempeñada, complemento imprescindible para el trabajo desarrollado por la seguridad pública.

El fallo de conformidad es firme y establece la suspensión de la pena de prisión durante el plazo de dos años condicionada a que el acusado no vuelva a delinquir.

Más información: La Voz de Asturias