Actualidad

Aproser reitera su voluntad de mantener abierto el proceso de negociación

  • La industria de la seguridad privada ha sufrido una disminución de la facturación de más de un 20% desde el año 2009.
  • Un gran número de empresas que aplican el Convenio Colectivo Sectorial, siguen aún en situación de pérdidas continuadas.
  • En 2016 se pactó con la representación social un incremento salarial del 2,48% que ya se viene aplicando.

 Madrid, 28 de junio de 2017. Desde APROSER, y desde el convencimiento de la necesidad de unas relaciones laborales basadas en una negociación colectiva sectorial que vertebre y fortalezca el sector de la seguridad privada, respetamos las legítimas reivindicaciones de las organizaciones sindicales en defensa de los derechos de sus afiliados.

Para entender la situación generada hay que conocer previamente que la industria de la seguridad privada ha sufrido una disminución de la facturación de más de un 20% desde el año 2009 y, al tiempo, un incremento continuado de sus costes laborales, destacando algo más del 4% solo como consecuencia de la aplicación casi simultánea de dos Decretos-Ley gubernamentales.

En los últimos años, ambos factores han contribuido directamente a la desaparición de no pocas empresas por un deterioro drástico de sus cuentas de resultados. De hecho, una buena parte de las empresas que aplican el Convenio Colectivo Sectorial, que todavía son mayoría, siguen aún en situación de pérdidas continuadas.

En este contexto, pero entendiendo el importante esfuerzo de moderación salarial asumido por los trabajadores del sector en los años de mayor impacto de la crisis, la representación patronal entendió que en 2016 ya era necesario asumir un esfuerzo en correspondencia, por lo que pactó con la representación social un incremento salarial del 2,48% que ya se viene aplicando.

En esta todavía muy difícil situación actual, las empresas han realizado un nuevo planteamiento en la negociación colectiva iniciada en 2017, que comprende varias materias y todas ellas capitales para garantizar la viabilidad futura del sector y, por lo tanto, la estabilidad y la calidad en el empleo. Entre ellas, se propone un cambio necesario en el tratamiento del devengo de determinadas remuneraciones por la mera permanencia en el sector, y su compensación en otros conceptos salariales.

APROSER reitera su voluntad de mantener abierto el proceso de negociación, con el fin de alcanzar a la mayor brevedad un acuerdo equilibrado que finalmente pueda ser asumible tanto por las empresas como por los usuarios de los servicios de seguridad privada.