Actualidad

El Observatorio Sectorial de la Seguridad Privada analiza los efectos de la crisis sobre el sector

El Observatorio Sectorial de la Seguridad Privada analiza los
efectos de la crisis sobre el sector

-­‐-­‐ Participaron importantes expertos de diversas áreas
-­‐-­‐ Sindicatos y patronal lo valoraron y establecieron una serie de conclusiones

Madrid, 3 de octubre de 2013

Las organizaciones empresariales y sindicatos que conforman el Observatorio Sectorial de la Seguridad Privada han celebrado una jornada de análisis de los efectos de la crisis sobre el sector. El acto se centró en abordar las problemáticas de este segmento desde diversos puntos de vista, y contó con la participación de expertos de alto nivel para cada una de las áreas.

Las ponencias corrieron a cargo de Luis Posadas, que analizó los efectos derivados de la crisis en los sistemas de contratación y servicios; Jordi Sevilla, que abordó el contexto económico actual y previsto, Carlos Alfonso Mellado, que se centró en la negociación colectiva en los servicios empresariales y Esteban Gándara, que analizó las prácticas de intrusismo y competencia desleal.

La Fundación Sindical de Estudios de Comisiones Obreras (CC. OO.) acogió el acto, que fue moderado por el secretario general de APROSER, Eduardo Cobas.

Herramienta útil.-­‐

El secretario general de la Federación de Servicios Privados de CC. OO., Jesús Fernández, dio la bienvenida a la jornada, que calificó de muy interesante. “Me gustaría animar al Observatorio para que sea una herramienta útil para situar al sector de la seguridad privada en el lugar en que tiene que estar, para establecer una seguridad con mayúsculas”, señaló.

El presidente de Securitas España y de la División Iberoamérica de Securitas, Luis Posadas, analizó los efectos derivados de la crisis en los sistemas de contratación. Posadas abordó la situación desde la perspectiva de las empresas, y se mostró muy crítico con el actual funcionamiento de la contratación, especialmente la pública. “A la hora de la verdad, solo se tienen en cuenta criterios económicos, se opta por la oferta más barata y esto hace que se degrade muchísimo el sector”, aseguró.

Además, destacó la necesidad de poner en valor los servicios de seguridad privada, ya que, según él, “la gente tiene que empezar a entender que prescindir de una seguridad privada de calidad  no sale gratis”.

El ex-­‐ministro de Administraciones Públicas y senior counsellor de PWC, Jordi Sevilla, analizó a fondo la situación económica del país. Sostuvo la tesis de que en España se está saliendo de la recesión pero no de la crisis, y para eso aportó numerosos datos macroeconómicos. En cuanto a la evolución de la cantidad y calidad del empleo, comentó que hemos pasado de un período caracterizado por EREs masivos, a uno de congelación salarial, entrando actualmente en otro de reducciones de salarios. Concluyó su intervención lanzando la siguiente cuestión: “¿Va a ser suficiente esta salida de la recesión para poner en marcha el tren?”, o, en otras palabras, “¿Ya estamos en el buen camino y solo toca esperar a que la situación mejore?”. Él mismo reconoció  tener dudas al respecto: “O cambiamos de políticas o es muy difícil que la salida de la recesión nos lleve a la salida de la crisis”, señaló.

Negociación colectiva.-­‐

En el siguiente bloque se abordaron los efectos derivados de la crisis en la aplicación de la reforma laboral, en particular la negociación colectiva en los servicios empresariales, a cargo del catedrático de Derecho del Trabajo de la Universidad de Valencia Carlos Alfonso Mellado. Según él, la negociación colectiva es “un asunto estrella de este sector”, al ser “intensivo en mano de obra y destinado al consumo interno”. En su opinión, “la última reforma laboral ha facilitado el descuelgue de las empresas del Convenio Colectivo”, lo que aplicado a sectores como el de la seguridad “puede fomentar el dumping social y la competencia desleal”. Por último, el comisario jefe de la Unidad Central de Seguridad Privada del Cuerpo Nacional de Policía, Esteban Gándara, aportó la perspectiva de la Administración en cuanto a intrusismo y competencia desleal. Gándara explicó las dificultades con las que se encuentran a la hora de luchar contra este tipo de prácticas: “El problema es que, para luchar contra el intrusismo y la competencia desleal –que son conceptos diferentes–, contamos con un marco jurídico insuficiente, no tenemos suficientemente definidos los procedimientos de actuación ni contamos con los instrumentos de ejecución que serían más eficientes. Sí tenemos la voluntad de luchar contra esta realidad, pero eso no siempre llega. El proyecto de nueva ley de seguridad privada supondrá un cambio radical en esta materia”, aseguró.

Conclusiones.-­‐

Por su parte, los miembros del Observatorio, entre sus conclusiones destacaron el importante deterioro cualitativo de los procesos de contratación tanto públicos como privados; las consecuencias derivadas de una perversa utilización de la última reforma laboral, la necesidad de analizar con detalle los convenios de empresa y los procedimientos de descuelgue (aquellos que exclusivamente se originen para posicionar a algunas empresas en una situación de ventaja competitiva y, por lo tanto, de competencia desleal) así como la nueva dinámica en la lucha contra el intrusismo, entendiendo necesario a tal efecto el intercambio de información entre las distintas Administraciones públicas implicadas y formalizar acuerdos con los principales actores del sector, a tal efecto.