Actualidad

El sector de la seguridad privada en Europa presenta sus conclusiones tras la cumbre de Madrid

Segunda jornada de la Cumbre Europea de servicios de seguridad privada

El sector de la seguridad privada en Europa presenta sus conclusiones tras la cumbre de Madrid

• Se han explicado las principales novedades relacionadas con la nueva Ley de Seguridad Privada, entre otros asuntos
• “Era necesaria una substitución en bloque de esa ley, una regulación más extensa”, ha asegurado el secretario general técnico del Ministerio del Interior, Juan Antonio Puigserver
• El evento ha reunido a más de 200 personalidades internacionales relacionadas con el sector

Madrid, 15 de marzo de 2013

A lo largo del día de hoy ha tenido lugar en la sede de CEOE en Madrid la segunda jornada de la Cumbre Europea de servicios de seguridad privada, organizada conjuntamente por parte de CoESS y APROSER. Bajo el título “El papel cambiante de los servicios de seguridad privada en un nuevo modelo de seguridad emergente”, la conferencia se ha centrado fundamentalmente en el modelo español: cómo puede servir de fuente de inspiración para otros mercados y cómo aprender de otras experiencias. Las conclusiones, que según solicitó ayer el ministro del Interior, serán remitidas a su departamento, se presentaron al final de la jornada.

En la primera parte de la conferencia los temas a tratar han girado en torno a los nuevos desarrollos reglamentarios a nivel nacional y europeo. Una de las cuestiones más importantes fue la
presentación de las principales novedades de la Ley de Seguridad Privada, de aprobación inminente. Una ley de importancia vital para el sector, que desde APROSER llevaba años reclamándose y a la que el ministro de Interior hizo referencia ayer, en la sesión inaugural. También se abordaron asuntos como el mapa legislativo europeo, las políticas de infraestructuras críticas, la seguridad en transporte terrestre, y los casos francés y británico.

El secretario general técnico del Ministerio del Interior, Juan Antonio Puigserver, explicó la reforma normativa española. “Era necesaria una substitución en bloque de esa ley, a una regulación
más extensa. La ley del 92, vigente, ha tenido el mérito de regular el sector, y ha permitido un desarrollo del sector a lo largo de estos más de 20 años. Pero lo cierto es que se detectaron una
serie de carencias que fueron suplidas a través de la regulación contenida en normativas de rango inferior”, explicó. La nueva Ley de Seguridad Privada, que será aprobada próximanente, viene a substituir a la anterior normativa, de 1992. Dada la antigüedad de la anterior, pretende adaptarse a la nueva realidad del sector, llevando a cabo una regulación integral y sistemática de la seguridad privada.
Además, en dicha ley se aborda la cuestión de la colaboración público-­‐privada en este ámbito, así como las nuevas actividades en diferentes ámbitos competenciales de las compañías de seguridad. Entre otros asuntos, también se está estudiando conferir la condición de agentes de la autoridad a los vigilantes de seguridad privada, según explicó Puigserver.

En el segundo bloque de este día participaron las grandes empresas de seguridad privada, para dar a conocer sus experiencias en la materia. Entre otros asuntos, se reflexionó sobre la tendencia a contratar por precio más que por calidad en la contratación pública de servicios de seguridad. Luis Posadas, CEO de Securitas España, Portugal y Latinoamérica, resaltó: “En los últimos tiempos han disminuido considerablemente las adjudicaciones públicas a empresas de APROSER, y eso es algo sobre lo que tenemos que reflexionar”. También participó Javier Tabernero, en calidad de director de Prosegur para Europa, que abordó, entre otros asuntos, las diferencias legislativas entre países. “Creo que hay un pequeño margen, por ejemplo en los estándares de aviación europeos, y hemos avanzado en este ámbito gracias a la colaboración de los expertos de CoESS. Por eso, aunque haya normativas nacionales, también hay  oportunidades”.

La sesión de clausura, donde se presentaron las principales conclusiones, corrió a cargo del presidente de APROSER, Javier Tabernero, y el presidente de CoESS, Marc Pissens. Tabernero aseguró:  “Es evidente la involucración del ministro y el Ministerio del Interior, también del gobierno y de la administración, en la apuesta por el desarrollo continuo de la seguridad privada. Se reconoce el nivel de España como un nivel alto, con un grado de criminalidad bajo y un diálogo social responsable. Tenemos empresas de las más importantes del mundo. Queremos poner en valor la iniciativa de la nueva ley, para recoger mejor lo que tenemos. Es una oportunidad que esté respaldada y avalada por APROSER y por CoESS. La especificación técnica es un paso importante, un trabajo de años. La contratación responsable es otro de los puntos que hemos tocado, y es importante que las empresas demos respuesta a esta exigencia. Por último, el trabajo conjunto de seguridad pública y privada es un hecho”, explicó.

Por su parte, Marc Pissens aseguró que para él ha sido “un honor estar aquí estos dos días”. “Una lección es que a pesar de la crisis económica, el sector ha conseguido crecer. Tal vez en el
mercado tradicional hemos tenido un descenso en la facturación, pero eso se ha visto compensado por nuevos ámbitos, por la innovación, creatividad y trabajo de este sector. El de la seguridad es un sector muy importante, y además somos capaces de generar empleo en todos los estamentos de cualificación. También necesitamos más intercambios entre los distintos estados miembros. Hemos hecho muchos esfuerzos por llegar a donde hoy en día estamos. El buen trabajo que hemos realizado en infraestructuras ha hecho que nuestros gobiernos nos miren con más confianza. Uno de los retos es la armonización entre todos los países. Hay que establecer estándares mínimos, eso es fundamental. Estoy encantado y orgulloso de los resultados. Ha sido un éxito por el número de participantes, por la calidad de las presentaciones y los mensajes que se han dado. Estoy convencido de que hemos aprendido todos de todos”, concluyó.

Más sobre APROSER
La Asociación Profesional de Compañías Privadas de Servicios de Seguridad (APROSER) es la agrupación de grandes empresas de la seguridad privada que desarrollan sus actividades de
vigilancia, transporte de fondos, alarmas y sistemas. Se constituyó en 1.977 con el objeto de ejercer la representación del sector e impulsar cuantas iniciativas y acciones se consideren
necesarias en defensa de sus asociados, en pro del sector en general y en la mejora de la seguridad del conjunto de la sociedad española.

Desde sus inicios, APROSER ha mantenido una línea constante de defensa de la profesionalidad del sector, basada en el cumplimiento estricto de la normativa laboral y administrativa de aplicación al sector. En APROSER están asociadas casi todas las grandes empresas del sector de la seguridad privada y, en la actualidad, aglutina doce compañías que representan cerca del 80% del volumen de negocio total. Esto la convierte en la patronal del sector y la interlocutora válida por su nivel de representatividad.
En España, el sector de la seguridad privada cuenta con 88.250 vigilantes de seguridad en activo, de los más de 200.000 habilitados por el Ministerio del Interior. La crisis económica ha afectado
de lleno a esta actividad, con caídas continuadas desde el año 2008. El último informe económico de APROSER apunta a una facturación de 3.215 millones de euros en 2011, lo que supone una bajada del ­‐5,06% con respecto al año anterior.

Más sobre CoESS

La Confederación Europea de Servicios de Seguridad (CoESS) es la organización europea que agrupa a 27 asociaciones nacionales de empresas de seguridad privada. Fue fundada en 1989. Es la única organización patronal representativa que defiende los intereses de la seguridad privada en Europa. Está reconocida por la Comisión Europea como interlocutor social sectorial, en concordancia con los Tratados Europeos. También es consultada por otros servicios de la Comisión Europea. Mantiene contactos cercanos con el Parlamento Europeo y con otras organizaciones de la Unión Europea.

CoESS representa a 18 estados miembros de la Unión Europea, y a un total de 25 países europeos, lo que se traduce 51.559 empresas de seguridad privada, que dan trabajo a 2.085.021 empleados. La industria europea de la seguridad privada genera una facturación anual de aproximadamente 34.283,9 millones de euros.

Los servicios de seguridad privada han ido evolucionando en las últimas décadas hacia un sector global y polifacético. Los proveedores se han convertido en verdaderos expertos en la prestación de una amplia gama de servicios, a menudo en combinación con unos equipos y unos vigilantes de seguridad altamente capacitados. De este modo, pueden ofrecer las mejores soluciones para una amplia gama de clientes que van desde un número cada vez mayor de clientes públicos, a empresas y particulares.